sábado, 17 de julio de 2010

Premio Literatura

Ayer mismo, en el Colegio Oficial de Enfermería, asistí a la gala/ceremonia donde nos congregaron a los previamente seleccionados como finalistas en el Tercer Certamen de Narrativa breve. Tras un buen rato de nervios, fueron anunciando a los tres ganadores de dicho concurso. Salió el tercero, luego el segundo y, para terminar, grata sorpresa y mayor felicidad, pues me otorgaron el primer premio por mi relato Lágrimas con sabor a barro, una particular visión acerca de uno de los males de la sociedad como es un trastorno de la conducta alimentaria, temática escogida para dicho certámen.
Ya para terminar, lectura del relato, palabras de felicitación y agradecimiento y, como colofón, horchata artesana con riquísimos fartons. ¿Se puede pedir más? Ya es difícil, claro.
Desde aquí mi agradecimiento a los miembros del jurado.
Lo dicho, un gran día, que servirá, además de para celebrarlo con familiares y amigos, como estímulo para continuar escribiendo, más y mejor, superándose cada día, como toca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario