jueves, 11 de marzo de 2010

POR DOQUIER

Pienso en ti y recuerdo esa mirada tuya rebosante de ilusión, de pasión, de frescura.

Y en tus labios, sensuales, que murmuran mi nombre reclamándote a tu lado.

En tus mejillas ruborizadas, y en tus manos inquietas cuando tratan de atrapar las mías en el aire.

Pienso en ti, en qué harás a la salida de tu clase de saxo, en tus paseos cuando vayas de compras, en cuando te lances a charrar con tus amigas o al acurrucarte en la cama esbozando tu más traviesa sonrisa.

Y yo he descubierto que más que ocupar mis sueños y mis pensamientos, te has vuelto aire que me inunda y me encharca, pues, de pronto, cuanto me rodea parece impregnado de tu presencia ausente y deseada.

¿Te vienes a mi lado?

1 comentario:

  1. profundo, precioso, lleno de sentimientos rebosantes de pasión..increible...

    classic_girl

    ResponderEliminar